El trauma de no poder decidir donde quieres que estudie tu hijo

Elegir el colegio ideal para tu hijo es una odisea

Estos últimos días estamos pasando un auténtico calvario en casa. Nos toca escolarizar a nuestra hija y más bien parece que estamos luchando contra un régimen dictatorial que otra cosa.

Cuando te planteas crear un proyecto de familia tomas una serie de valores fundamentales. Entre ellos decidir el número de hijos que quieres tener. En nuestro caso queríamos sólo uno, para poder volcarnos al completo. Este tipo de familias tiene sus riesgos y por supuesto sus ventajas.

El primer riesgo lo descubrimos a la hora de elegir un colegio para ella. Nos encanta uno concertado pero no tenemos puntos, ni por proximidad (aunque en realidad estamos muy cerca), ni por tener otro hermano dentro (desventaja de ser hija única), ni por ser ambos ex-alumnos del centro (ya sabéis que me vine desde Sevilla, no tengo ni enchufes a los que presionar).

La situación actual en la que nos encontramos es que el centro que soñábamos con poder llevar a nuestra hija, en serio, lo soñábamos, no hay muchas posibilidades de que entre. Son varios niños los que están en la misma circunstancia y queda en manos de un sorteo. Conociendo la suerte que he tenido en mi vida doy por hecho que el sorteo no nos servirá de nada.

Luego toca preguntar en el colegio que elegimos en segundo lugar, otro concertado donde también tenemos cero puntos. Calculamos que no habrá tampoco plaza, ni en el público que hay en el pueblo donde vivimos (uno de los cuatro que hay) que elegimos en tercer lugar.

Como buen pesimista que soy me pongo en lo peor, que sólo queden plazas en los dos peores colegios del pueblo. Uno hecho de barracones y otro en una barriada a 2km del centro, donde predominan inmigrantes no integrados y familias marginales.

Ojo, no me vayas a tildar de clasista o racista porque no lo consiento. El que me diga que no quiere lo mejor para su hijo es que miente. El que me venga con que en ese colegio “chungo” aprenderá lo mismo que en cualquier otro, es un demagogo o un necio.

Si elegí tener sólo una hija es porque quiero poder pagarle el mejor colegio posible, que le garantice en la medida de las posibilidades sus estudios. Huyo del fracaso escolar endémico en los colegios públicos, ya lo viví en mis propias carnes y ahora imagino lo que debieron sufrir mis padres ante tanta impotencia.

Me gustaría saber en estos momentos cuando y quién decidió inventar el sistema de puntos como baremo de acceso a los centros escolares. Sobre todo me gustaría saber si fue un técnico o un político. La cosa cambia porque si fue un profesional de la educación, vale, pero si es un político que luego lleva sus hijos a coles privados, es para salir a la calle y dejar en poca cosa la que está liada en Libia.

No me importa si alguien que esté leyendo ésto piense que estoy dramatizando en exceso. Me gustaría hacerte ver que las situaciones son las que te conducen a que te tomes las cosas de una u otra forma. Si sabes que tienes una oferta educativa de calidad en cualquier centro a los que tienes opción de acceder, pues fantástico. Pero si vives en un pueblo a las afueras de una gran ciudad, donde hay guetos de inmigrantes que no se integran, donde el nivel del profesorado es lamentable (ausencias contínuas, expedientes disciplinarios…) y las instalaciones tercermundistas… Entonces es cuando comienzan a apoderarse de ti todos tus miedos.

Debería ser un derecho que cada uno elija el centro donde estudia su hijo. Si el nivel de todos los colegios fuera similar no habría exceso de demandas en determinados colegios. Pero como la realidad muestra lo contrario, luego nos encontramos con exceso de demanda y una oferta insuficiente y de baja calidad.

No sé cómo acabará el tema, creo que ya nos está comenzando a afectar la salud. Son varios días sin dormir bien, es monotema en nuestras conversaciones con amigos y compañeros de trabajo (os pedimos disculpa por ser tan pesados, de verdad). Agradezco personalmente a la gente que me sigue vía twitter y me envía sus ánimos, pero en estos momentos lo vemos todo tan negro que somos incapaces de encontrar un hilo de esperanza que nos alegre el día.

Cuál es mi plan si sale la opción más negativa? Pues la primera idea es criar a mi hija como una psicópata y que con 10 años se vaya un día al colegio con un rifle de repetición y monte una matanza para salir en la tele. Mi mujer dice que estoy loco, pero en estos momentos es lo que más apetece, en serio.

Luego piensas en positivo (en realidad no sé cómo se hace eso) y te planteas que no importa tanto el centro donde estudie. Si es buena estudiante lo será en cualquier colegio. Que le hecho de que esté en el mismo pueblo me facilitará el poder llevarla y traerla, me ahorraré el comedor y el transporte. Pero por qué será que nada de eso me vale como argumento frente a la posibilidad de que mi hija sea una estudiante mediocre como sus padres, y tarde o temprano necesite un apoyo intensivo que no suele existir en los colegios públicos?

Suma a toda esta angustia le hecho de que no soy de aquí, emigré 1.000kms dejando atrás amigos, familia y conocidos. Eso hace que me presente a la batalla del enchufismo sin tener ni una sola arma. No tengo el teléfono del cuñado del director, ni mi jefe juega al tenis con el marido de la secretaria. No, no hay nada de eso. Los puntos, los putos puntos son los que decidirán el futuro escolar de mi hija. Así de democrático, así de fácil de manipular.

Los puntos se falsifican hasta tal punto de padres que comienzan procesos de separación para fingir un próximo divorcio, familias que alquilan meses antes una vivienda cerca del colegio para ganar puntos de proximidad, padres que conocen a médicos que están dispuestos a firmar documentos donde mientan diciendo que el niño padece una determinada enfermedad que da puntos (sobre todo el tema de los celíacos está siendo un escándalo últimamente). En fin, pura adulteración del sistema de acceso, consentido y mantenido por los que tiene más influencia.

A todo ésto, el presidente saliente de la Generalitat de Cataluña, el socialista José Montilla, llevaba a sus hijos a un colegio privado, dando ejemplo de que confía en el sistema público de enseñanza. Para el resto de ciudadanos nos queda lo de siempre, jodernos.

Ya os contaré en qué acabó todo, aunque sigo barajando lo de la matanza como última opción (es broma, eh!).

Share

Autor: cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.

Compártelo
  • @Tetesays

    Mi consejo: Contrata un detective privado, que busque pruebas de los puntos falsos de todos los que entren ese año, o esten delante ti (importante dcentrarse en los que tengan mas “potencial”) falsas separaciones, alquileres cercanos fraudulentos, empadronamientos en casa de amigos, familiares, etc. Falsificación de rentas… Y todo lo que se te ocurra, con esa carpetita, pides cita con el director, la dejas encima de la mesa y la acaricias mientras lo miras (muy útil ver un par ce capítulos de los Soprano antes…) y permiteme que te diga, que tu jefe tiene razón, en la foto del avatar das miedo!!! Intenta recrear esa cara… Ayudara sin duda! :-) Una vez lograda la pose, empiezas a explicarle todo lo que hay en la carpeta, y le correspondería a EL haber hecho las comprobaciones que tu HAS PAGADO al detective… Veras como aparecen los enchufes!!!
    También te la puedes jugar y hacer lo mismo, pero con un montón de periódicos en la carpeta… Te ahorras el detective, pero te la juegas…

    Graciasdenada! ;-)
    Esto es la guerra nene!!! No hay dolor!!!! no hay piedad!!!!

    • http://soyplastic.net cavalleto

      Lo del detective lo conocía en algunos colegios de Sevilla, pero nunca funciona. Te remiten a la justicia y la justicia se lava las manos. Para cuando te dan la razón la niña ya tiene novio y trabaja de cajera en el Mercadona.

  • http://www.luigix.com luigix

    Comparto plenamente tu opinión y es más, se que voy a tener que pasar por ese mismo calvario dentro de 1 año y pico. Es muy triste que para algunas cosas tan serias como la educación de un hijo se haya adoptado una mierda de sistema dónde priman los amiguismos, los fraudes y otro tipo de prioridades que prefiero ni mencionar.

    Eso si, a la hora de pagar todos somos iguales, bueno no, en realidad todos no… en fin, sólo daros muchos ánimos y que acabe el tema de la mejor forma posible.

    • http://soyplastic.net cavalleto

      Gracias Luis, no te deseo lo mismo.

  • Jose

    Yo te recomiendo por propia experiencia que a no ser que tu seas rico dejes a tu hijo en un centro publico, yo por desgracia para mi he pasado por dos centros privados, pero mis padres no eran ricos, solo trabajadores y sabes cual es la historia final.
    La historia es que en COU me suspendieron todas, pero curiosamente aprobaron a compañeros a los que yo daba clases particulares, curiosamente hijos de los abogados del colegio y del arquitecto que diseño la ampliación del centro.
    Al siguiente año por fin oyeron mis padres mis suplicas y me matricularon en un instituto publico, donde termine el COU sin problemas.
    A día de hoy la mayoría de mis amigos del privado son “tirados” de la vida incapaces de esforzarse por nada y sin trabajo.
    Yo ya llevo 10 años cotizados y no conozco el paro, la calidad no debe ser cara.

    • http://soyplastic.net cavalleto

      No sé en qué ciudad vives, pero tu caso es inverso a lo habitual en Barcelona y comarcas. Aquí el estar en uno público te limita mucho.

      • Jose

        Pues me alegro entonces de vivir en Andalucía, más aproximado en Algeciras ( Sí, la ciudad esa que sale en la tele cada vez que cogen droga o moros ), y aquí la “elite” estudia en “Los Pinos”, donde estudie yo y para mi los peores años de mi vida, verte limita e incomprendido por ser hijo de un electricista es muy duro para un nicho.
        Ademas no dejemos de recordar que los profesores de los privados pueden tener el CAP o no, de todas formas malos profesores vas a tenerlos en los dos sistemas pero en el publico no te crías en un sistema “excluyente” de la realidad.

        • http://soyplastic.net cavalleto

          Hablas como si fuera a llevar a mi hija a un colegio elitista. Es un simple concertado donde hay familias trabajadoras que se sacrifican para poder llevar allí a sus hijos.
          Ni viven alejados de la realidad ni es una burbuja social.

          • Jose

            Tu puedes hacer lo que veas, para eso te vas a gastar tu dinero, yo si me preguntan más vale un mal publico que el mejor “semi” privado, y no es que tu quieras que se le aleje de la realidad, es simplemente que el mismo entorno en el que se mueve le condiciona.
            Si tu eres un trabajador con un salario X, puedes darle a tu hijo hasta X/4 ( o X/2 o X si quieres poner), aquí llega la exclusión, la exclusión social a la que VA A SER SOMETIDA, no por los profesores, sino por los alumnos, ¿en tu clase no había “el tonto de la clase”? o ¿es que solo en Andalucía los niños son crueles?.
            Partiendo de esa base es fácil entender que se te va a hacer complicado con X pagar el “privado” y ademas el ultimo modelo de “niki” para el niño, el de 150 “pavos”, el que todo el mundo tiene, el que en ese colegio es el “normal”, claro que no podrás, demasiado esfuerzo es pagarle el colegio, pagarle el material y el coste del uniforme, demasiado gasto para TI, PERO NO PARA LOS OTROS.
            Llegado este punto y por que la vida es ASI, el excluido sera TU HIJO, por no tener los “niki”, ve superponiendo el ejemplo a las diferentes facetas de la vida social del niño, que a tan cierta edad es muy susceptible a los ataques “psicológicos” y llegan las preguntas inevitables.
            * Papa, ¿ Por que los demás niños tienen niki y yo no?.
            * Papa, ¿ Por que “fulano” tiene moto nueva y yo la tuya de joven?.
            * Papa, ¿ Por que no puedo ir al viaje ese de ingles a londres ?.
            * Papa, ¿ sabes ?, a “sutano” le han regalado la PSXXYY.
            Para ti es lógico, el padre de “fulano” y “sutano” se sienta a la derecha del alcalde de turno y están en el consejo de administración de X empresa.
            Es lógico para ti, no para tu hijo con lo que llega el fracaso escolar, que empeora la situación y se crea un conflicto muy duro y que se puede enquistar mucho.
            Como padre tenemos derecho a decidir pero no lo que nos venden como bueno siempre lo es, a veces tenemos que pensar en la salud mental de los hijos antes de hacer lo que DESDE NUESTRO PUNTO DE VISTA ES LO MEJOR.
            Y creo que no tengo que explicarte por que se que esto pasa, lo he vivido en primera persona y por si no te lo imaginas, al igual que en las discotecas VIP, es más fácil encontrar malos hábitos en estos centros de gente más “poderosa”.
            Encontré más buenas personas en 2 años de instituto publico que en 12 de colegio privado, ya que en el publico nadie te va a regalar nada, seguro.

          • http://soyplastic.net cavalleto

            Sigo sin comprender por qué le estáis dando tanta importancia al dinero o al nivel elitista del colegio.

            Es un centro concertado, de clase media trabajadora, ni más ni menos. Parece que estoy hablando de meter a la niña en Oxford!

            El factor económico no es un factor limitante en la educación de mi hija, cada uno que lo entienda como quiera. Me refiero a que prefiero ir con un coche de 15 años a cambiar de modelo cada 5 años. Me refiero a que prefiero no irme de viaje al extranjero de vacaciones. Me refiero a que no me gasto dinero en invitar a los compadres, a consumir drogas, a comprar ropa cara o ser socio del Betis.

            Cada uno tiene sus preferencias en la vida, la mía será la educación de mi hija. Porque no soy millonario, no tengo un negocio que dejar de herencia. Es lo que ya intentaron mis padres con muy mala suerte por cierto. Es lo que intentaré yo (y viendo el comienzo del proyecto ya veo que tampoco tendré muy buena suerte).

  • Isabel

    Pues a mí si me pareces clasista y racista. suerte con la educación de tu hija.

    • http://soyplastic.net cavalleto

      Mira, justo lo mismo que opino de tí, que eres clasista y racista al opinar de mi sin conocerme.

  • Pepito

    Parece que este tema crea ampollas.
    Te recomiendo que si no puedes enviar a tu hija a ese centro y si no encuentras un centro público de calidad la mandes a un centro privado si puedes permitirtelo es la mejor inversión que podrás darle a tu hija.
    En cuanto a algún comentario que he leído veo que hay mucha desinformación. En primer lugar, los colegios privados son empresas que ofrecen un servicio a cambio de dinero, no regalan sobresalientes, ofrecen formación y si quieren mantener su alumnado tienen que ofrecer calidad en la educación y demostrarlo con resultados académicos en pruebas públicas ya sean premios extraordinarios, resultados en selectividad, etc, (contra eso no hay opinión que valga).
    En cuanto al elitismo parece que estais hablando de otras épocas, en la mayoría de centros privados y concertados se viste de uniforme (así que el tema de las marcas está de mas) y el gasto en uniformes es el mismo que el que harías en ropa normal.
    Y en cuanto a las opiniones de racismo, clasismo etc. son simplemente absurdas, cada uno en la vida tiene sus prioridades y sus gustos, a mi no me interesa tener un palacio, un mercedes o joyas, pero mientras pueda permitirmelo mandaré a mis hijos al mejor centro que pueda (en mi caso uno privado) y las diferencias con otros centros las notarás y mucho!!!.
    Un saludo , suerte y todo mi respeto a todo aquel que se preocupe por sus hijos y se sacrifique para darle las mejores opciones.

  • Jomadogi

    Animo amigos. A nosotros nos toca el próximo año y ya hablamos del tema. Así que imagino vuestros miedos y deseos.

    Esperamos que nuestra sobri pueda tener suerte y desafie al destino. Desde aquí nuestra energía positiva que la pueda ayudar.

    Besos y animo.

  • Carlos Menéndez

    “Si elegí tener sólo una hija es porque quiero poder pagarle el mejor colegio posible”

    pues busca un privado de élite y pagalo, si quieres plaza en un centro que tenga financiación del estado deberas acogerte a las regals del estado para entrar.

  • Anaoterodance

    Yo estoy pasando por exactamente lo mismo.  Estoy en Granada, aunque somos de Madrid.  Hemos estado 4 años en Oriente Medio trabajando.  Soy profesora.  He vuelto buscando que mi hija tenga raices en su propio país.  Tiene 7 años y es una verguenza lo que estoy viendo.  Esto no tiene una explicación lógica.  No la meteré en la oública porque fuimos el primer día y me horroricé, ni sé si me darán un  concertado y la ún ica opción es pagar casi 1000 euros al mes para que reciba una buena educación.  Me estoy planteando seriamente el Homeschooling porque no puedo traumatizar a mi hija.

    Me llamo Ana Otero y estoy en Facebook!

  • paula ocañas cabrera

    se perfectamente como te sientes…..pase el mismo calvario hace 20 años cuando tenia que elegir la escuela de mi tercera hija…..sufrí horriblemente……odio las escuelas, los maestros, los malos claro, los buenos los llevo en el corazon…..creo que las escuelas son un mal necesario….soy psicologa y creo en la educacion con amor y libertad, ojala encuentres pronto una buena escuela para tu hija, no te preocupes tanto porque siempre estaras atras de ella para vigilar y mitigar los efectos de la escuela, bueno si dios quiere, felicidades por ser tan buen padre y por preocuparte por darle lo mejor a tu hija. saludos desde cuernavaca morelos mexico