Claqueta cineLa cifra de espectadores que asiste a las salas de cine sigue aumentando en EE.UU. y Europa. El mercado internacional está en manos de los grandes estudios americanos que controlan la producción y distribución de las películas más taquilleras.

Y qué pasa en España? Pues que tenemos una gala donde se premian las supuestas mejores películas del año y resulta que nadie las ha visto.

El caso de Pa Negre es especialmente sangrante ya que se ha financiado en un 80% con fondos públicos y su recaudación no ha llegado a cubrir todavía ni la cuarta parte de lo que costó. Así que una película poco vista recibe la mayor parte de galardones para aprovechar el efecto Goya y subir algo sus ingresos en taquilla.

Y pretenden seguir con este modelo durante muchos años? En España se estrenan más de 170 películas al año, el 40% ni se llegan a estrenar en cines o tienen menos de 100 espectadores.
Todas reciben ayudas públicas en forma de subvención. Con ese discutido éxito de público, no sería mejor dar esas ayudas a los espectadores y que tengan descuentos para ver películas españolas?

Ah, vale, que el problema es de calidad. Pues en lugar de 170 películas al año, que se reduzca a la mitad, tendrán el doble de presupuesto y podrán mejorar en muchos aspectos. Claro, luego viene el problema de que muchos actores que por su calidad no tendrían trabajo, pidan la cuenta al gobierno por favores prestados en pasado (véase los de la Ceja).

Durante la ceremonia de la gala de los Goya se repartieron octavillas con los títulos de las películas nominadas y debajo los enlaces de descarga de cada una de ellas (aquí está todo explicado). Una de esas octavillas cayó en manos de un actor que se escandalizó por tal acto de piratería.

Resulta que esos enlaces eran falsos, ninguno enlazaba con la película que decían. Muchos enlaces estaban repetidos y los que funcionaban enlazaban a viejos partidos de fútbol.

Casi 72h después de repartirlas nadie se había percatado del error en los enlaces. Cuál era el motivo? Nadie estuvo interesado en descargar esas películas nominadas porque el cine español no interesa.

Y la industria en sí no podría hacer algo para evitar esta caída en picado de la recaudación? No, la Ley Sinde es un parche que durará poco (hecha la ley, hecha la trampa). Y si tomaran la iniciativa con una plataforma de difusión tipo Spotify o Netflix, donde te puedas abonar por poco dinero al mes y ver todas las películas españolas en el soporte que quieras (iPad, PC, TV…)?

Se les llena la boca diciendo el dineral que ganan las webs de enlaces de descargas. Pues amigos, sin tan rentables son, copiad el modelo! Es cierto que las webs no tienen grandes gastos, el ancho de banda lo ofrecen los servidores externos (megaupload, rapidshare…) y ellos sólo facturan su publicidad.
Pero en el caso de la industria, ellos son los propietarios de los derechos, con negociar un buen contrato con servicios de alojamiento como el que ofrece Amazon a precios muy razonables, ya sólo les quedaría alcanzar una masa de usuarios importante para rentabilizar el negocio.

Oh! Espera. Y si no consiguen suficientes usuarios que quieran pagar por ver las películas españolas? Y si resulta que el cine español está alejado de los gustos y preferencias de su público objetivo? Volverán a querer vivir de las subvenciones del Estado como hasta ahora? Hay directores rentables en taquilla además de Almodóvar, Amenabar o Santiago Segura? Y el resto de qué vivirá? Si nadie quiere pagar ni 2 euros por una de sus películas, qué discurso tendrán? Nos seguirán llamando ladrones? Quizás nos tilden de ignorantes incultos que no sabemos reconocer el talento?

Desengáñate. El cine español no tiene fácil solución. Poca gente acepta de buen grado que su trabajo es basura y muchos menos están dispuestos a cambiar su forma de trabajar. Si a eso le sumas que muchos de los peces gordos del negocio desconocen todo lo que hay en internet, la conclusión es que el cine español se va al traste en poco tiempo.

P.D: Un amigo me decía que en España no interesa que los niños hablen bien Inglés para que no les quede más remedio que ver películas españolas. Mal pensados somos, eh?