Perfecto truco para sorprender a tus amigos en alguna cena navideña. Tan sólo necesitas una percha de plástico, una moneda y el resto te lo dejo en tus manos. Seguro que con un poco de práctica te sale a la primera y dejas con la boca abierta a más de  uno. Oye, ya puestos y con la crisis que hay, sería una buena manera de ganar alguna apuesta a los más incrédulos, verdad?

Vía | GS