Quién dijo que estamos en recesión? Quién dice que hay crisis económica y que no hay dinero para nada? Pues que me expliquen cómo pueden ser ciertas este tipo de noticias tan sorprendentes.

Se trata de Mukesh Ambani, el hombre más rico de la India y el cuarto en la lista que publica Forbes cada año. Se está construyendo una “casa” en Mumbai, bautizada como Antilia, cuyo valor se calcula en torno a los 1.000 millones de dólares (por el boom inmobiliario de Mumbai, pero su valor de construcción rondó los 80 millones de dólares).

El edificio de se convertirá en el hogar más grande y caro del mundo, con 173m de altura (menudas vistas al mar Arábigo) y 37.000 m2 de superficie (más que el Palacio de Versalles) repartidos en 60 plantas. Está diseñado para soportar terremotos de 8 grados, cuenta con 160 plazas de aparcamiento, sala de cine con 50 butacas, gimnasio, 3 heliopuertos y 9 ascensores en el hall de entrada.

Esta “casa” está diseñada para vivir 50 personas, los 5 que forman la familia del señor Ambani (mujer y 3 hijos), familiares directos e invitados. Aproximadamente 4 plantas se dedicarán al alojamiento de la familia, el resto del edificio se dedicará a zonas de ocio, equipamientos deportivos, jardines colgantes, etc. Lo más sorprendente es que cuando esté acabada harán falta unas 600 personas que trabajen en su mantenimiento diario.

La pregunta que me hago con este tipo de derroches es si todo vale en el capitalismo? En un país con tantas diferencias sociales como la Indica, construir un rascacielos para vivir una familia de 5 personas, no es lo más parecido a un pecado mortal? Cómo lo calificamos, como gula? Avaricia? Lujuria? Narcisismo? Da igual, estamos hablando de un empresario cuya fortuna personal se estima en unos 30.000 millones de dólares. Crees que esa nueva casita es lo más caro que se va a comprar en toda su vida? Va a ser que no.