Mira tú por donde esta semana la voy a acabar con un post bien cargadito de mala leche y mucho rencor. Pero es que la cosa se ha ido complicando a medida que pasaban los días y creo que ha llegado el momento de que alguien de un puñetazo sobre la mesa para decir basta y hacer callar a tanto soplapollas.

Me explico: Llevamos toda la semana con un runrun en twitter que suele girar en torno al andaluz, menospreciarlo como habla (que no idioma ni dialecto) y metiendo a todos los andaluces en el estereotipo de analfabeto de hace 50 años. La guinda la ha puesto Sergio Ramos que ha osado criticar a un periodista catalán por pedir la respuesta de una pregunta en catalán como si no le fuera suficiente en castellano. Por ese gesto le están lloviendo hostias en forma de crítica desde los medios catalanes más rancios, que por cierto me he llevado una desagradable sorpresa al descubrir que algunos grandes profesionales me han fallado en este tema.

El que venga diciendo que el Andaluz es un idioma está mintiendo, eso está claro. Pero cualquier catedrático de lengua española te podrá explicar las innumerables características de las “hablas andaluzas”. Es algo que se estudia en Andalucía aunque al resto de españolitos os suene a coña. Y no, cuando digo características no me refiero a ser exagerado ni saber contar chistes.

Pero mira, mientras preparaba el post se me ha ido pasando el mosqueo y creo que lo mejor es dejaros esta anécdota, explicada en andaluz por un catedrático, que dejan en buen lugar a los que asocian el léxico andaluz con barbarismos. Todo viene por explicar de donde nace el “Manque pierda” del Betis (no, manque no es una fusión entre mal y que, mira el video que lo explica perfectamente):

Actualizo:

Gracias a la sugerencia de nuestro amigo David Ordóñez he descubierto una preciosa conferencia a cargo de este mismo protagonista, que por fin podemos ponerle nombre: D. José María Pérez Orozco, Catedrático de Lengua Española que ha profundizado en las raíces del flamenco y la lírica andaluza. Aquí tenéis el video, es largo, empezad ya en el minuto 5 más o menos y disfrutad de una lección magistral sobre el andaluz: