Cuantas veces un ladrón entra a robar en una tienda, tras conseguir su botín sale corriendo y consigue confundirse entre la gente de la calle. En eso es en lo que se basa un nuevo sistema de defensa que está muy extendido en Japón desde hace unos años (aquí tienes al fabricante).

Se trata del bohan yo kara boruuna pelota naranja, llena de colorante, que se le lanza a un ladrón cuando salga del establecimiento después de robar. Así será fácilmente reconocible por los viandantes como un ladrón a la fuga, con lo que podrían colaborar en su detención. Mejor que lo veáis en el video:

Lo que no inventen los japoneses…