La mayor cadena de videoclubs del mundo, Blockbuster, tiene pensado anunciar a finales de septiembre la bancarrota, y yo me alegro! Dejará una deuda de 1.000 millones de dólares y cerrará más de 3.000 tiendas en EE.UU.

Hace ya algunos años que se fueron de España y Portugal, dejando en la calle a muchos trabajadores y inversores que no pudieron recuperar su dinero de las franquicias que se abrieron por toda la península. Tuvieron la poca vergüenza de echarle la culpa a la piratería y con ese discurso se ahorraron dar más explicaciones del fracaso de su modelo de negocio.

Y yo me alegro. Sabes por qué? Porque en su día tuve problemas legales con uno de los Blockbusters que había en Sevilla, concretamente el de Los Remedios. Un viernes alquilé dos películas y al día siguiente las devolví por el buzón que había en la fachada porque no quise esperar colas (maldita la hora). Ahí comenzaron todos mis quebraderos de cabeza con ellos…

A los 2 meses más o menos recibo una carta del juzgado que me informa de la denuncia presentada por Blockbuster por “Apropiación indebida”. Ya te puedes imaginar que aluciné en colores porque no sabía ni de lo que estaban hablando. Me exigían el importe de una de las dos películas porque no la había devuelto (mentira) y lo mejor, querían el importe del lucro cesante por no haber podido alquilar esa película, unos 100€/día. En total me pedían casi 1.500€ por una película que devolví pero no tenía manera de demostrarlo.

No me enrollaré mucho, pero ya te haces una idea de que me fui de cabeza a la oficina del consumidor donde me dijeron que era una práctica habitual de Blockbuster, amenazar a varios usuarios para sacarles dinero por las películas supuestamente no entregadas. Me fui de cabeza al videoclub y monté la de dios-es-cristo delante de los 25-30 clientes que esperaban para alquilar sus películas. La jefa se asustó porque decía que ella no tenía constancia de nada, que eso lo hacían directamente desde el bufete de abogados de Madrid. Flipa.

Total, que le pagué 9,95€ en concepto de indemnización (y todavía no sé por qué cojones pagué nada, imagino que para acabar con tantas molestias). En la oficina del consumidor me felicitaron por haber pagado “poco” en relación con otra gente que había llegado a pagar 300-600€ para que retiraran la denuncia del juzgado.

A mi me firmó un papel de que retiraría la denuncia, cosa que no hicieron, pero más tarde llegó otra carta del juzgado diciendo que no se habían presentado pruebas por parte de la acusación y que quedaba anulado el juicio.

Qué te parece? Extorsionaban a clientes que no tenían nunca un justificante de devolución de sus películas. A unos les sacaba más que a otros, pero al final ganaban más dinero con esta práctica que alquilando películas. Y encima tuvieron los huevos de echar la culpa al p2p y la piratería!!!

Ni siquiera ahora que han declarado la quiebra son capaces de actuar con honestidad. Han pactado sólo con los grandes propietarios de franquicias (los que tenían más de 300 tiendas) y a los pequeños franquiciados les han dejado de lado, cargados de préstamos que no podrán pagar.

Un modelo de negocio se acaba y otro comienza, siempre ha sido así y siempre lo será.