Te has parado a pensar que el deporte más popular del mundo es de los que tiene menos estadísticas sobre el juego? Si lo comparamos con el fútbol americano o el béisbol que son deportes donde los aficionados son grandes entendidos en las diferentes clasificaciones (tiradores, carreras, bateos, eliminados, pases completados, yardas recorridas…) en el fútbol no tenemos en cuenta nada salvo el número de goles y poco más.

Entonces cómo podemos saber (con los números por delante) quién es el mejor jugador del mundo o qué equipo es el más completo? Nos fiamos sólo por el número de goles o por los títulos conseguidos en una temporada? Imposible, en ambos casos existen innumerables variables que impiden que sean parámetros de calidad universales para medir a cada jugador.

Pues eso se va a acabar, ha sido llegar la fiebre del fútbol a EE.UU. y ponerse a trabajar en un software que se encargue de valorar cada equipo, a nivel individual y de forma colectiva. Se basa en los algoritmos que existen en las Redes Sociales (como el que usa Facebook para sugerirte amigos) y tienen en cuenta el número de pases completados, el número de asistencias, goles, las veces que recibe un pase de otro compañero, etc. Si te interesa el tema aquí tienes un artículo explicando detenidamente en qué consiste ese algoritmo.

Y es que es cierto, en un partido nos fijamos en el jugador que marca los goles, si acaso el que le dio el pase de gol, el portero por si hizo una gran parada… Y para de contar. Ahora con este software se pueden conseguir unos baremos que se muestran de forma gráfica, como el que se obtuvo midiendo el partido de la final de la Eurocopa del 2008 que enfrentó a Alemania y España (nuestro primer gran título después de muchos años). Aquí tienes los resultados:

A simple vista ya vemos cómo los jugadores del centro del campo son los que reciben mejor puntuación, casualmente coinciden con los puestos ocupados por Xavi, Iniesta, Xabi Alonso, Puyol, Pique, Sergio Ramos, Villa, Torres… Frente al equipo alemán donde casi ninguno destaca.

En definitiva no es más que otra herramienta para analizar el rendimiento de un equipo de fútbol. Seguro que este mismo software se puede aplicar a empresas y grupos de trabajo. Pero estos científicos se olvidan de que en el fútbol lo único importante son los goles, da igual si juegas bien o mal, el resultado es lo que manda, por eso Italia ha ganado tantos mundiales. No ha sido hasta este Mundial cuando coincide que el campeón además realiza el mejor juego de la competición.

Vía | Sciencemag