He preferido esperar 24h para dejar macerar la noticia de la venta del Betis por parte de Lopera. Me ha sorprendido tanto que esta vez se haya consumado la venta (os recuerdo que llevamos 4 años con la misma copla y era de esperar que acabara en similares condiciones) que me he tenido que replantear mi posición frente al estado actual del Betis.

Pongamos que esta mañana al levantarme de la cama, me he dado un golpe con la puerta y he reseteado todos los prejuicios que tenía hacia los nuevos propietarios del Real Betis Balompié S.A.D.

Entro en internet, veo la rueda de prensa de presentación y me quedo con algunos detalles que ilusionan. Empezando por el talante mostrado, la apertura de puertas, el ofrecimiento al diálogo a los opositores de Lopera… Todo suena muy bien, pero además en los primeros 10min ya reconoce que el Betis es un club con mucho por hacer, que hasta ahora se ha llevado con una libreta como única herramienta de gestión. Bien, vamos bien.

Lo primero es levantar todas las alfombras, sacar la mugre acumulada en 18 años de nefasta gestión, abrir las ventanas que proyecten luz sobre las sombras que rodean todo lo relacionado con el Betis. Con eso ya habrán ganado mi apoyo incondicional. Y no va mal la cosa por ahora. Han empezado cesando al indeseable que ocupaba un puesto demasiado importante en la radio oficial, y prometen que seguirán llegando cambios en el club. No existen estructuras, no hay departamentos de nada, no hay directores que asuman responsabilidades en las distintas áreas que ocupan el día a día del cuarto club español (lo dicen las encuestas de popularidad).

Lopera el año pasado, acorralado por los 70.000 béticos que salieron a la calle, tasó su paquete accionarial en 60 millones de euros. Ayer Luis Oliver declaró que la venta se había cerrado por 16 millones a pagar en 5 años, con 2,1M€ de entrada. Algún loperista me lo puede explicar? Donde estaba el sentimiento verdiblanco de la rata de Lopera? Ha preferido vender a un especulador con mala reputación antes que a los béticos?

Los grupos de la oposición se han reunido esta misma tarde y siguen con su planteamiento basado en la vía judicial. Si dudaban de la titularidad de las acciones de Farusa, cómo van a creer que las ha vendido a Oliver? Qué pasa si la jueza dice que esas acciones no las pagó Lopera y tienen que volver a manos del club? En qué lugar queda Oliver?

Mi teoría más retorcida gira en torno a una venta encubierta. Oliver en 1-2 años dice que no puede hacer frente a los pagos y regresa Lopera como un salvador (con lo que eso le gusta a este loco analfabeto). La venta se ha hecho con avales del propio Betis, Lopera se lleva 16 kilos pagados en 5 años por el propio club y Oliver se hace gratis con el club (a modo de testaferro).

Mi teoría más ingenua gira en torno a una venta real, un cambio definitivo en el club y un paso de página en la historia del Betis. Que llegan a la directiva béticos de toda la vida (Gordillo a la cabeza), se gestionan bien los recursos del club, se saben explotar los enormes potenciales (venta de merchandising) y se organizan proyectos deportivos concretos, dispuestos a aspirar a todo.

En fin, veremos cómo evolucionan las noticias, al menos dejamos de ver a Lopera durante un tiempo (tal vez por siempre), se comienza a trabajar en serio en el club. Con eso ya es suficiente para subir a primera, porque hay buenos jugadores y la afición siempre es incondicional a sus colores.

Viva el Betis manque pierda!