La noticia parece de coña pero es completamente cierta. Un ladrón se presentó en un banco de Long Island vestido con el casco de Darth Vader, su capa negra y unos desfavorecedores pantalones de camuflaje. Cuando sacó la pistola, tanto los clientes como los empleados del banco pensaron que se trataba de una broma. No tardaron mucho en darse cuenta de que todo era real y muy peligroso:

La crisis debe ser más grave de lo que pensamos, hasta tal punto que Darth Vader se tiene que meter a ladrón de bancos. Está claro que el lado oscuro de la fuerza está en pleno ERE y ya no hay trabajo para todos.

ACTUALIZO:

Me acaba de llegar un email de la oficina de producción de George Lucas explicando un poco todo el tema. Al parecer se tratan de fotografías robadas del nuevo episodio de la saga Star Wars, que llevará por título:

El Imperio Contra-Atraca