En el cine hemos visto muchas veces cómo sería el futuro a medio plazo, en la mayoría de las ocasiones es una propuesta postapocalíptica, sin esperanzas ni ilusiones. En la mejor de las ocasiones el planeta está hecho un desastre por el agotamiento de los recursos naturales, otras veces somos los seres humanos los que nos hemos extinguido por nuestra cultura del consumismo sin sentido…

Pero te has planteado alguna vez la posibilidad de que en futuras generaciones se decidan a abandonar el progreso y la tecnología, regresando al medio rural y vivir de nuevo desconectados?

Amish Roller Blading

Se me ocurrió esta reflexión al ver la foto de la chica “Amish” patinadora. Podría ser una foto del futuro a largo plazo?

Te imaginas que dentro de 100 años haya gente dispuesta a abandonar todo lo relacionado con la tecnología y el progreso, que vuelva a vivir al campo como lo hicieron nuestros abuelos?

Piensas que sería un atraso abandonar los coches, el aire acondicionado, el email, el cine en 3D, etc? Seguro? Te imaginas volver a vivir en granjas o comunidades, cosechar nuestros alimentos, conocer a tu vecino, compartir tu comida y una copa de vino… En serio necesitamos tanto progreso y tecnología?

No sé tú, pero en mi caso personal voy encontrando cada día cosas que me chocan, que van contra mis principios morales. Quieres un ejemplo? Pues el que más me llama la atención es que tengo casi 700 followers en twitter pero no conozco los nombres de ninguno de mis vecinos, y eso que llevo casi 6 años viviendo en la misma calle. A eso me vengo a referir, que quizás los jóvenes del futuro prefieran tener 20 amigos 1.0 del mundo real frente a los 2.400 amigos 2.0 para coleccionar en Facebook.

No hace mucho escuché una conversación de lo más absurda entre una madre y su hija. Era una adolescente que antes de apagar el móvil en el teatro estaba revisando su correo electrónico. Le comentó a su madre que había aceptado a Fulanito y Menganito como amigos en Tuenti, a lo que su madre le dijo que si les conocía de algo. La chica le respondió algo que se ha convertido en una especie de mantra para los chavales de hoy en día:

No, no les conozco, pero lo importante es que ya tengo 2 amigos más en Tuenti y soy la más popular de mi clase.

Hasta cuando durará ese mantra entre los jóvenes? Quién será el primero que se atreva a decirle gilipollas al próximo que presuma de tener más amigos que tú en facebook? No debe ser fácil (hoy en día) estar fuera de las redes sociales y remar en solitario. Pero mantengo la esperanza de que algún día todo éste circo se vaya a tomar por culo definitivamente. Que la gente retome el mando sobre su privacidad, se olvide del exhibicionismo en el que acabó convirtiéndose facebook y el resto de redes sociales.

Para muchos será imposible “desconectar” y emprender una nueva vida contracorriente, de hecho las redes sociales para mucha gente es algo tan adictivo como cualquier droga. De media nos pasamos 40min al día visitando tuenti/facebook/hi5 o la que sea. No todo el mundo está preparado para volver a vivir sin móvil y sin internet.

Pero no lo descarto si se produjera un gran cambio a nivel global, algo relacionado con la superpoblación de las grandes ciudades europeas y chinas, una crisis energética que impida producir electricidad para todos (por lo que tener un gadget será un lujo inaccesible), o un desastre ecológico que removiera conciencias.

Recuerdas la película de M. Night Shyamalan, El Bosque, donde un grupo de ciudadanos americanos, hartos de todo, creaban su propia realidad paralela viviendo como hace 300 años? No creo que tardemos mucho en conocer algún caso similar en la vida real. Los Amish lo llevan haciendo desde el siglo XVI y sabes una cosa?

En los últimos 20 años la población Amish ha crecido un 84% en Estados Unidos y Canadá, puede que ya se esté produciendo ese abandono de la tecnología y no nos demos cuenta todavía.