Quizás conozcas a Banksy, el graffitero más famoso del mundo. Ya le he dedicado varios posts en mi blog porque siempre lo he considerado un genio. Pues hoy os traigo a un discípulo con el mismo talento pero que últimamente está teniendo su guerra particular con el ayuntamiento de New Castle.

Se trata de Mobstr que se define como artista rebelde y que lanza proclamas en las tapias de New Castle contra el sistema, llegando incluso a retar que les borren sus pintadas para volver a hacerlas. Algunas de sus obras son éstas:

Pues bien, hace unas semanas se propuso retar al servicio de limpieza de pintadas del ayuntamiento de New Castle con esta pintada:

“Vamos, pintadme de blanco otra vez” es lo que aparecía en un muro recién pintado para tapar viejos graffitis. Y lógicamente el servicio de limpieza le hizo caso:

Pero no acabó ahí la cosa, lo siguiente fue una pintada al más puro estilo Homer J. Simpson (“Aburridooooo”):

Una vez más el servicio de limpieza de pintadas ha reaccionado de forma inmediata para acabar con este tipo de guerra psicológica surversiva:

Qué te parece que los servicios municipales entren al trapo de este tipo de provocaciones? Se habrá convertido ya en algo personal entre algún responsable de urbanismo y el artista Mobstr? Hasta donde llegará esta absurda guerra pagada con impuestos de los ciudadanos?

O será que en el fondo les jode su estilo sarcástico subversivo?