Lady Gaga

Por qué es necesaria una Lady Gaga cada cierto tiempo

19 abr , 2010  

No había entrado a analizar el fenómeno mediático que gira en torno a Lady Gaga pero creo que ha llegado el momento oportuno para hacerlo. Sin duda estamos hablando de un producto elaborado con todo el cuidado que saben poner las multinacionales de la música y la moda, pero entremos a analizarlo en mayor profundidad.

En cada generación podemos encontrar un artista que se convierte en su símbolo, en su representante de cara al futuro. Todos saben reconocer a la generación de los 50 por Elvis Presley, podemos reconocer a la generación de los 70 por David Bowie y su estilo Glam, los 80 por Michael Jackson y su estilo de baile, los 90 por Pamela Anderson y sus… En todos los casos comparten el hecho de romper con el pasado, de dotar a sus personajes de una personalidad difícil, extravagante, histriónica y a todas luces rompedora con su generación.

Si Elvis tuvo la osadía de mover las caderas en un escenario consiguió desencadenar el fenómeno Fan. Quiero decir que todos han hecho algo nuevo y diferente que a su vez reportó un cambio (a veces positivo) en la sociedad. Si, también en el caso de Pamela Anderson, porque veníamos de un canon de belleza de mujeres famélicas, andróginas, sin curvas, y con ella volvió el canon de mujeres con curvas sexys, atléticas y siliconadas.

En el caso de Lady Gaga tenemos a una cantante con mayor o menor calidad musical (eso va según los gustos), que mete en una batidora todo lo que hemos conocido en el mundo de la moda y de la música de los últimos 20 años. Luego el trabajo de grandes estilistas, coreógrafos, ingenieros de sonido, directores de arte, ayuda a lanzar al mercado un producto redondo en todos los sentidos.

Y por qué digo que es necesario un personaje como Lady Gaga cada cierto tiempo? Pues muy fácil, porque la moda se repite cada 15 años, los estilos musicales se estancan y recurren a los clásicos cada 25 años, por tanto es necesario que aparezca un bicho raro que rompa con todo y muestre que siempre hay algo nuevo por descubrir.

A los que pensábamos que ya todo está inventado y que después de Madonna y Michael Jackson nadie podría volver a ser “polémico”, nos han dejado sin argumentos al llegar Lady Gaga a nuestras vidas. Han sabido crear polémicas con todo lo relacionado con Lady Gaga, incluso jugaron con la ambigüedad de su sexualidad, sacando fotos “robadas” donde se ponía en duda lo que la cantante escondía en la entrepierna (fotos nsfw). Ya nadie echa de menos a Madonna y sus escándalos sexuales, ni a Michael Jackson y sus videoclips de 15 minutos con presupuestos millonarios.

Pero qué hay detrás de todo el fenómeno? Pues hay artesanos del metal que se están haciendo famosos gracias a los diseños que hacen para los videos de Lady Gaga, de hecho Manuel Albarrán un herrero catalán ya tiene fama mundial por ser “el que le hace esos chismes raros de metal a Lady Gaga”. También tenemos jóvenes diseñadores que no encuentran hueco en las pasarelas más tradicionales y que con Lady Gaga dan a conocer sus estilos rompedores, frenéticos y estrafalarios. Y lo mejor de todo es que el público es receptivo a estos experimentos, sino no sabría explicar que el videoclip Bad Romance haya sido visto más de 180 millones de veces en Youtube (si, has leído bien).

Desde el punto de vista musical no es nada rompedor pero sin duda saben hacer un hit con la facilidad habitual de los sellos norteamericanos. Una vez escuchas Bad Romance o Telephone es difícil de sacártelos de la cabeza, se asimilan con tanta facilidad que me pregunto si no habrá alguna técnica malévola de asimilación mental. El caso es que la tararea hasta un niño de 2 años y eso no es tan fácil de conseguir.

Ahora las niñas quieren imitar a esa loca de la tele, que viste como una prostituta, que se peina con una batidora, se maquilla como una puerta y que baila como una posesa.

Después de Michael Jackson pensé que nadie volvería a hacer videoclips en formato cortometraje y llega Lady Gaga y zas! Se saca Telephone y lo mete en la historia de la música del s.XXI:

Y sabes lo mejor de todo? Que me gusta.

Share