No suelo hablar aquí de química porque es lo que hago cada día en mi trabajo, pero si que me gusta de vez en cuando publicar algún experimento fácil de hacer en casa y que sorprenderá a más de uno.

Se trata de un didáctico video de la Universidad de Nottingham donde explica una divertida reacción colorimétrica parcialmente reversible. Los ingredientes no son difíciles de conseguir:

Glucosa (valdría el azúcar que tienes en casa)

Hidróxido sódico (la sosa que puedes comprar en cualquier droguería)

Colorante Indigotina (carmín Índigo, ésto quizás os resulte más difícil de encontrar)

La reacción que vais a ver se basa en que el colorante Indigotina (color azul) es un indicador de reacciones redox, de hecho se usa como indicador de pH, ya que varía de color pasando del azul a pH 11,4 al amarillo al llegar a pH 13. La sosa que añadimos al agua con glucosa hace que suba el pH y de ahí los cambios de color tan espectaculares. Lo más divertido es que es una reacción parcialmente reversible porque cuando vuelves a añadir oxígeno a la mezcla (al echarlo en otro frasco, al tirarlo por la pica…) recupera su color rojizo inicial.

Lamentablemente cuando éramos pequeños no había nadie en la tv que nos enseñara experimentos tan chulos como éste, por eso la química quedó siempre como algo para frikis con calculadora científica. También se agradece que Flipy entre chorrada y chorrada nos cuele un poco del maravilloso mundo de la química.

Vía | Boingboing