Me encantan las tarjetas de visita originales y divertidas. Si todo el mundo utiliza las típicas tarjetas blancas acabarán perdiendo su función por mero aburrimiento.

Por suerte de vez en cuando sale algún diseñador que nos regala cositas tan cachondas como esta tarjeta de visita que se convierte en un tirachinas que lanza peniques (mira por donde le daría un uso a las monedas de 2 y 5 céntimos de euros que tienes guardadas en la lata de coca-cola de tu habitación).

Vía | Boingboing

He encontrado esta otra tarjeta de visita que se convierte en una mini-catapulta! Genial!!!