Estoy seguro que a muchos de vosotros (que sois papás novatos) os sonará esta situación. Tu bebé no se acostumbra a dormir solito en su cuna y ya no sabes qué más hacer para que se tranquilice. Ellos no tienen la culpa de que su papá mañana se tenga que levantar a las 7 para ir a trabajar, sólo quieren mantener un contacto físico que les aporte seguridad y cariño…

Nuestra hija lleva durmiendo en su cuna desde los 4 meses y medio. Hemos tenido rachas en las que le costaba mucho dormirse, otras que se despertaba hasta 6 veces por la noche pidiendo un biberón, agua o mimitos.

Poco a poco hemos encontrado nuestra rutina y puedo decir que con 12 meses ya le acostumbramos a dormir a la misma hora, a no levantarse por las noches, a no comer hasta el día siguiente, y lo más importante, irse contento y feliz a dormir.

Ahora con 19 meses le dices que si tiene “nonetas” y sale corriendo a su habitación, te pide la “pipa de las nonis” y la metemos en la cuna. Luego su mamá le lee un cuento (tenemos un libro de 365 cuentos, uno en catalán y otro en castellano) y nos vamos de la habitación. Ni se despierta, ni protesta… Y en 15 minutos está sobando a pierna suelta!

Al principio me quedaba yo en la habitación porque se levantaba y empezaba a llamarnos. Poco a poco le fui enseñando que podía seguir tumbada y durmiendo porque nosotros siempre estaríamos atento a lo que necesitase. Tuve que hacer las mil historietas pero al final los resultados valieron la pena.

Pero la próxima vez que se te ocurra meterte en la cuna con tu hijo, asegúrate que podrás salir de ella!

Me pareció entrañable el video, sobre todo fijaros como la nena se abraza de forma instintiva a su papá. En cuanto sabe que está a su lado se calma, busca el mayor contacto posible, por eso se tumba sobre él y no se limita a tumbarse a su lado. Luego la cara de circunstancias del padre no tiene precio jejeje.

La otra opción es llevártela a la cama y que duerma con vosotros, pero seguro que ya alguien te habrá hablado mal del colecho, verdad?
Pues tranquilo, que en casi todo el mundo (salvo Europa, USA y Australia) es habitual dormir junto a tus hijos, en parte para mantenerlos caliente durante la noche. Pero ahora se está volviendo a extender su uso en occidente siguiendo la nueva tendencia de la Crianza con Apego.
Nosotros procuramos no meterla mucho en nuestra cama, quizás los fines de semana si que se viene y la verdad es que duerme hasta más tarde que los días laborables, pero si te soy sincero no me siento capaz de darte ningún tipo de consejo en este tema.

Haz siempre lo que el corazón te dicte, seguro que acertarás (y el resto que se vaya a opinar a su casa).