En breve las bolsas de plásticos desaparecerán de los grandes almacenes de toda España. En Francia hace ya un par de años que pusieron en marcha esta medida y parece que los consumidores han adaptados sus hábitos, pero no lo tengo tan claro que suceda lo mismo en nuestra piel de toro.
El problema de las bolsas de plástico es que nos están vendiendo que causan un impacto medioambiental brutal. Leí que en España se utilizan al año unas 240 bolsas por habitante (una pasada) y que las bolsas tardan casi 300 años en degradarse por su alto contenido en derivados del petróleo.

Bien, las causas ecológicas (como nueva religión del s.XXI) son suficiente para justificar cualquier acción comercial, tal vez para la opinión pública pero en absoluto lo es para mi.

Acabo de leer un interesante artículo de Antonio Romero en su blog Comparativa de Bancos, donde borra muchos mitos que se extienden sobre las bolsas de plástico (te recomiendo que le eches un vistazo), pero he querido hacer una reflexión personal sobre el asunto porque he llegado a algunas conclusiones interesantes:

Para empezar, el argumento de que las bolsas de plástico contaminan es un tanto absurdo. Contaminan lo mismo las de plástico que usábamos antes y las que usaremos a partir de ahora. Una bolsa de por sí no contamina, todo dependerá del uso que le demos, no? Yo al menos suelo reutilizar las bolsas muchas veces, al final acaban siendo usadas como bolsas de basura y las dejamos en el contenedor (donde se supone serán recicladas).

El hecho de que utilice una bolsa biodegradable no cambia nada. Seguiré usándola varias veces y al final acabarán siendo la bolsa de basura que lanzo al contenedor. Pero eso de “biodegradable” queda muy bien como gancho comercial. Te dicen que se degrada antes que una bolsa normal, aunque ese antes sea un tanto peculiar, las tradicionales tardan 300 años y estas biodegradables sobre unos 150 años. Dime tú qué diferencia notaremos nosotros, nuestros hijos o nuestros nietos, ya que ninguno de nosotros llegaremos a vivir tantos años.

Otra cosa que me jode y hace que me sienta timado es el hecho de que si pagas por una bolsa ya no es mala. Es como si fuera una bolsa que nace con pecado original y que tras el bautismo del vil metal pierde sus puntos negativos y pasa a convertirse en un objeto que colabora con el medioambiente. Da igual si la bolsa es del mismo plástico pero pintado de verde, da igual si para fabricarla de tela se gastaron miles de litros de agua, tintes corrosivos, mano de obra infantil… Mientras en la bolsa ponga algo de bio o eco ya calmamos nuestras conciencias, no? Además, las que te venden ahora en Carrefour son hechas en China. Dime tú que esas fábricas respetan todas las leyes medioambientales y yo me lo creeré.

Pero es que este argumento cae por su propio peso. A ver, resumamos, cuál es el problema? Que las bolsas de siempre contaminan? Que las ecológicas ya no contaminan? Pues es sencillo, prohiban las bolsas de siempre y que los centros comerciales ofrezcan sólo bolsas ecológicas, pero que no tengamos que pagar un extra por cada una. Las bolsas actuales también tienen un coste importante para la cadena comercial y el pequeño comercio, pero es un gasto que ya se tiene en cuenta a la hora de ponerle precio a los artículos que venden. El hecho de que por ley ya no se pudieran usar bolsas de plástico tradicional y tengan que ser reciclables o biodegradables, no debería suponerle nada al cliente.

Y las empresas que en España fabrican las bolsas de plástico que usamos actualmente, que se pongan las pilas y saquen al mercado nuevos productos a base de polímeros naturales, que la tecnología hace mucho que está disponible pero se sigue explotando la vía más rentable a corto plazo en lugar de mirar de cara al futuro.

Yo sigo comprando lo mismo en Carrefour y si ahora en lugar de darme 10 bolsas para cargar la compra de 170€ que acabo de hacer, me dan 5 bolsas más grandes y biodegradables, a mi me supondrá lo mismo. Pero que no me vengan con la escusa de que tengo que pagar un plus por esas bolsas, porque no me lo creo.

Nunca tengas miedo a expresar tus opiniones aunque estén en contra de la mayoría, quizás no tengas razón, pero la justificación de que la mayoría siempre tiene la razón es absurda y válida para los cortos de mente (de eso abunda mucho).

Por cierto, en casa me quedan muuuuchas bolsas de plástico que voy a clasificar por centro comercial. Cuando vaya a Carrefour me llevaré bolsas de Lidl y de Alcampo. Cuando vaya a Alcampo usaré las de Carrefour y Mercadona, cuando vaya a Mercadona usaré las de Caprabo y Eroski… Si ellos se gastan millones en vallas publicitarias, yo les haré la puñeta metiendo la marca rival en sus propios establecimientos. O jugamos limpio todos o ninguno.