Si eres de los que pagaría lo que fuera por un Ferrari pero tu presupuesto no te lo permite, quizás te podrías juntar con 8 o 9 colegas y entre todos alquiláis un Ferrari limusina en el que todos podréis cumplir vuestro sueño, a pachas.

Tremenda transformación de un precioso Ferrari en un modelo limusina, lo que más me gustó fue el esqueleto hecho en madera y los asientos de banqueta para todos sus ocupantes:

[flickr album=72157621627664203 num=20 size=Small]

Vale que soy un forofo de Overhaulin’, pero ésto ya es demasiado, una heregía, una profanación, una blasfemiaaaa!!!!