No sé muy bien cómo se llama esta técnica de pesca, pero hay que tenerlos muy bien puestos o estar completamente chalado para atreverse a usar tu propio brazo como cebo de unos peces del tamaño de un tiburón!!!

Quizás el truco reside en estar cachas y hacerse el machote delante de la cámara, aunque después te pongas a gritar por el dolor. Ya imagino que no deben tener colmillos ese tipo de pez, pero con el tamaño que tiene seguro que la presión del mordisco si que debe ser brutal!

Hay gente pa’tó!