Hay pocas palabras para describir hasta donde puede llegar la estupidez humana, o tal vez se trata de la cabezonería y tozudez que demuestra esta chica (conocida ya como Escalator Girl) que decide subir una escalera mecánica de bajada, pero además atestada de aficionados que salían de un partido de hockey…

Debe haber una explicación (la tiene que haber) para que insistiera tanto en subir la escalera, porque yo no sería capaz de estar durante 2 minutos subiendo escalones sin moverme del sitio! Quizás sea la bajada al metro y no hubiera escalera de salida, o tal vez (lo más plausible) se trate de que la escalera de subida (la de la derecha) la pusieran también de bajada para facilitar la salida de los aficionados que acababan de presenciar el partido de hockey.

Como dijo el torero, hay gente pa’tó.