17 moléculas que cambiaron el mundo

Interesante artículo el que encontré hace unos días sobre las moléculas que han cambiado el mundo, ya sea por las vidas que salvaron, porque destruyeron el medio ambiente o por haber hecho del mundo un lugar con más color.

Penicilina – Cuando el microbiólogo británico Alexander Fleming tropezó con la penicilina en 1928, no podía haber imaginado el impacto que tendría en la medicina moderna. Fleming notó que en unas placas de Petri con moho no creció la bacteria que estudiaba, así descubrió el primer antibiótico. Hasta que la penicilina no se empezó a utilizar de forma masiva en la década de 1940, las heridas y enfermedades como la sífilis eran letales. Los antibióticos han salvado unos 200 millones de vidas.

Cloruro de sodio – La sal común allanó el camino para la civilización moderna. Se utilizó para conservar las verduras y la carne desde hace 4.000 años atrás. Esto proporcionó libertad a nuestros antepasados para almacenar alimentos para los tiempos difíciles, los viajes de largas distancias y les permitió vivir en climas duros. La sal es también un ingrediente importante en la producción de productos químicos, jabón y papel. La demanda de Cloruro de sodio es tan grande que anualmente se producen 240 millones de toneladas en todo el mundo.

Nitrato Potásico – Como ingrediente clave de la pólvora, el nitrato de potasio permitió a los seres humanos la utilización de armas de fuego, con las que logró cambiar la faz de la tierra (hoy en día hay más de 500 millones de pistolas en circulación, causando al menos 1.000 muertes cada día). La fórmula de la pólvora fue descubierta probablemente en el s.VIII, aunque no fue hasta el s. XIII que se utilizó por primera vez como armamento de cañones.

Aspirina – La aspirina es el fármaco más utilizado en el mundo, con más de 100 millones de comprimidos consumidos cada año. Su componente activo, el ácido salicílico, se extraía originariamente de la corteza del sauce y fue utilizado como un remedio popular ya en el s.V. Pero no fue hasta 1897 cuando el químico alemán Félix Hoffman logró sintetizar la aspirina en una forma pura y estable, por lo que se le considera una de las primeras drogas sintéticas. La aspirina se toma ahora para combatir una gran variedad de afecciones, desde la fiebre y la artritis a la prevención de ataques al corazón, derrame cerebral y la demencia.

Esterato de Sodio – Es difícil imaginar cómo podría haber olido la raza humana antes de la invención del jabón. Además de su importancia relacionada con la higiene también ha sido fundamental para detener la propagación de la enfermedad (el Estearato de sodio es el ingrediente activo del jabón, el que obra la magia que ayuda a disolver el aceite en el agua). Según la UNESCO, el lavado de manos con jabón impide hasta 1,4 millones de muertes al año por infecciones respiratorias agudas.

Silicio – En 1954 el primer transistor de silicio hizo su aparición en el mercado, desde ese momento ha generado aprox. 160.000 millones de dólares en el mercado mundial de semiconductores. El silicio es un componente clave de los chips y circuitos y se estima que actualmente hay más de mil millones de computadoras que lo utilizan en todo el mundo. El silicio se utiliza también en las células solares, tratamientos de impermeabilización, sellos, explosivos…

Caucho – El caucho natural ha sido elaborado a partir de la savia de las plantas durante siglos, pero sólo se comenzó a utilizar ampliamente después de 1839, cuando Charles Goodyear encontró la manera de hacerlo más fuerte, duradero y elástico. En 1931 el químico Elmer Bolton desarrolló una versión sintética. En 2005 se produjeron 21 millones de toneladas, de las que el 56% se destinan a la fabricación de neumáticos. Otras aplicaciones incluyen guantes, bandas elásticas y globos, incluso algunos cohetes y misiles se construyen a base de caucho sintético.

Dióxido de Silicio – Como componente principal del vidrio, el dióxido de silicio se lleva empleando desde hace 5000 años. Si uniéramos todos los paneles de vidrio que se utilizan en el mundo, ocuparían aproximadamente 4 millones de m2, pero también se emplea el vidrio para fabricar tubos de ensayo, telescopios, microscopios, espejos y lentes de cámara.

Polietileno – Es el plástico más popular, se utiliza en bolsas, articulaciones artificiales y botellas, incluso en los chicles. De hecho, el polietileno es tan omnipresente que es difícil imaginar la vida sin él. En 1933, cuando los químicos Eric Fawcett y Reginald Gibson lo descubrieron, se pensó que sólo era un producto de desecho. Así, 70 años más tarde, más de 60 millones de toneladas de polietileno se fabrican cada año, pero hay un inconveniente, ya que gran parte acaba en el vertedero en el que tarda cientos de años en degradarse.

DDT – Entre los años 1950 y 1960, el DDT se utilizaba para eliminar la malaria de Europa y América del Norte en una campaña que, según la Organización Mundial de la Salud, salvó unos 25 millones de vidas. Sin embargo, ya en la década de 1940 los científicos comenzaron a expresar su preocupación por los riesgos asociados con el uso de DDT. Después de una amplia investigación se llegó a la conclusión de que los insecticidas organoclorados eran responsables del envenenamiento de personas, animales y el medio ambiente, por lo que su uso ha sido prohibido o restringido en muchos países.

Morfina – Un potente analgésico, la morfina fue aislada por primera vez por el farmacéutico alemán Friedrich Sertürner en 1804. A día de hoy, sigue siendo el medicamento más importante de los utilizados para reducir al mínimo el sufrimiento de los enfermos terminales, especialmente los enfermos de cáncer. A pesar de ello, el 80% de la población tiene acceso a sólo el 6% del suministro mundial, aunque la morfina si que se distribuye en su forma ilícita, la heroína, que genera unos 100.000 millones de dólares en el negocio del tráfico de drogas.

Amoníaco – A principios del s.XX, la creciente población mundial no pudo encontrar suficiente amoníaco para fertilizar sus cultivos.Gracias al descubrimiento de una técnica para producir en masa el amoníaco, se estima que dos mil millones de personas no murieron de hambre hasta la fecha. Producimos 100 millones de toneladas de amoníaco para fertilizantes cada año, pero también es un ingrediente importante en los explosivos.

Hierro – Se utiliza en la fabricación del 90% de los metales. Es un componente clave de los coches, trenes, aviones, barcos, neveras, lavavajillas y computadoras. Como producto químico es utilizado también en los insecticidas, la purificación del agua, tratamiento de aguas residuales y la producción de amoníaco. Hay restos de hierro fundido de hace 3500 años, pero no fue hasta que el ingeniero Henry Bessemer inventó en 1856 una forma económica de producir en masa el acero de hierro, por lo que su uso se disparó. Sólo en 2007, 1.900 millones de toneladas de mineral de hierro se produjeron, de las que el 98% se utilizaron para la fabricación de acero.

Etanol – En todo el mundo, alrededor de dos millones de personas disfrutan del etanol, la parte tóxica de las bebidas alcohólicas. Los historiadores sospechan que fue descubierto accidentalmente, cuando nuestros antepasados almacenaban el grano empapados con la lluvia y fermentaba por el sol. El alcohol reduce las inhibiciones, cambia el estado de ánimo y aumenta el deseo sexual. El consumo de alcohol es el tercer mayor factor de riesgo para contraer enfermedades en los países desarrollados.

Ácido Sulfúrico – Su producción podría ser un indicador del nivel de industrialización de un país, porque en algún momento u otro, casi todos los productos fabricados entra en contacto con este material altamente corrosivo. Se utiliza en la minería, la producción de acero, refinado de petróleo y en la fabricación de fertilizantes, detergentes y plásticos. No es de extrañar que se le conozca como “el rey de los productos químicos”. El ácido sulfúrico fue descubierto en el s.VIII, pero sólo fue rentable desde 1746, cuando John Roebuck desarrolló una forma de producirlo en masa. En 2005 la producción mundial de ácido sulfúrico se estimaba en 193 millones de toneladas.

Progestina – Es el principal componente de la píldora, que le permitió a la mujer desvincular el sexo de la procreación, dándoles una libertad sin precedentes y el control sobre sus vidas. Se sintetizó por primera vez en 1951 por el austríaco Carl Djerassi. La progestina detiene la ovulación al imitar la acción de la hormona progesterona.Entre 1965 y 1995 las tasas de fecundidad global descendió de 4,9 a 2,8 hijos por mujer, debido en gran parte a la píldora. Hoy en día, más de 70 millones de mujeres de todo el mundo utilizan este anticonceptivo oral.

Dióxido de carbono – El químico escocés Joseph Black descubrió y aisló este potente gas de efecto invernadero en el 1750. Hasta ese momento, el hombre era el responsable de la emisión aprox. de 3 millones de toneladas de CO 2 al año. Pero en el año 2005, las emisiones de combustibles fósiles fueron 7.900 millones de toneladas, con otras 1.500 millones de toneladas causado por la tala de bosques. El dióxido de carbono es la segunda fuente más importante de gases de efecto invernadero (después del vapor de agua), atrapando calor en la atmósfera. Mientras estas emisiones sigan aumentando, y a menos que haya un drástico cambio, se espera que aumente el nivel del mar, los fenómenos climáticos extremos y las extinciones en masa asociadas al rápido calentamiento del planeta.

Vía | Cosmomagazine

Share

Autor: cavalleto

Sátiro de nacimiento, trabajo como técnico en una multinacional de biotecnología. Escribo en este blog personal desde 2004. Aquí saco a pasear el látigo de vez en cuando.

Compártelo
  • Roberto

    Hola! que yo sepa, Aspirina es un nombre comercial del Acido acetilsalicílico, pero no es que yo sea un experto en química. el caso es que los dolores de cabeza los quita, que es lo importante….

    • Uvesafar

      El efecto de la aspirina lo produce el ácido salicílico, pero se administra como ácido acetilsalicílico porque se absorbe mejor. Una vez en el organismo, se metaboliza a ácido salicílico y cumple su función. De esta forma se aumenta el porcentaje de fármaco que llega a su lugar de acción.

  • Guillermo

    Muy bueno el post , pero algunas de las cifras crean confusion al haber traducido por el mismo valor (millones) "million" y "billion"

    • http://intensedebate.com/people/cavalleto cavalleto

      Lo revisaré esta tarde si tengo un hueco, pero creo que presté atención al cambio de nomenclatura americano (sé que para ellos un billón son mil millones).

    • http://intensedebate.com/people/cavalleto cavalleto

      Creo que ya está todo ok. Es cierto, confundí billón con millón (revisaré las gafas).

  • caminante

    Falta la dietil-amida del ácido lisergico… que también cambió el mundo ,y , hasta cambia a las personas!

  • ¿ El hierro molécula?

  • ZeLu

    El silicio y el hierro que yo sepa no son moleculas…

    • http://intensedebate.com/people/cavalleto cavalleto

      El hierro puro (pureza a partir de 99,5%) no tiene demasiadas aplicaciones, salvo excepciones para utilizar su potencial magnético. Se suele encontrar en forma de Óxido de Hierro, por eso le llaman molécula.
      Lo mismo le pasa al Silicio, que no se suele usar puro, sino en forma de aleaciones. En lugar de nombrar las mil y una aleaciones, habla de Silicio como molécula porque siempre se usa en esa forma.

      • ZeLu

        Gracias por la aclaracion cavalleto, la verdad es que no habia pensado en eso

      • Jorgemhz

        Muy buena la nota. Te señalo igualmente que tampoco las aleaciones serían moléculas, son sólo un arreglo espacial entre átomos metálicos de distinta naturaleza.
        También habría que decir que la sal de mesa (como cualquier otro compuesto iónico) no tiene naturaleza molecular, sino que es una red tridimensional de iones en la cual la fórmula química solamente expresa la proporción en que se encuentran los átomos. No hay molécula de NaCl.
        Saludos!

        • http://soyplastic.net cavalleto

          Gracias por la aclaración, me pareció muy interesante.

  • Invitado

    El silicio se utiliza puro, tal y como se explica arriba, por sus propiedades como semiconductor, en microelectrónica o en fabricación células solares. El silicio metálico puro no se presenta en forma de moléculas, que tendrían enlaces covalentes, como en la sílice (SiO2), porque es un metal.
    Lo que no se puede decir es que el silicio o el hierro metálicos sean moléculas, independientemente de las aplicaciones que tengan.

  • juanmi

    Yo añadiría a la lista la celulosa, que haríamos sin papel higienico y sin tampones…

  • belen

    ¿que les pasa a mis moleculas cuando tengo fiebre?