Genial este corto de humor que nos muestra a dos canis sevillanos divagando sobre el mundo, lo humano y lo divino. Alfonso Sánchez (el que no lleva gorra) dirige esta historia y nos hace reír con un retrato surrealista de una generación de jóvenes, sin oficio ni beneficio…

Algunas frases son antológicas, genial el guión lleno de descaro, fresco y divertido. Parece que poco a poco va siendo reconocible el estilo sevillano, otra prueba la tienes en la serie Malviviendo, que utiliza un sentido del humor muy parecido, usando unos personajes de los polígonos del extrarradio que viven la vida según su propia filosofía.

El corto ha sido producido por Mundo Ficción Producciones, así que habrá que estar atentos a sus próximos lanzamientos, veremos si mantienen el nivel…