Ave Obama, los que sufrimos la crisis económica te saludan…

Así deberíamos dar la bienvenida a Barack Obama, o al menos así piensan algunos que deberíamos tratar a un simple político de carrera meteórica y que a sabido explotar su perfil de candidato ideal.

Sólo lleva unas horas como presidente del Imperio y ya empiezo a estar harto de tanta Obamanía.
Me gustaría pensar que esta vez si es la buena, que desde Kennedy no había tanta ilusión depositada en una sóla persona para cambiar todo lo que ya no funciona.
Pero recordad que hasta Kennedy tuvo su desliz militar con Bahía Cochinos y la crisis de los misiles rusos, así que no podemos descartar que Obama se tenga que enfrentar pronto con un nuevo enemigo (yo voto por Irán, Pakistán, Somalia…).

Lo que tiene por delante Obama no se lo deseo a nadie, porque es una lista enorme de marrones que tendrá que ir toreando con mayor o menor acierto. Tiene una crisis económica que no se conocía una igual desde hace 80 años, tiene conflictos de intereses en Oriente Medio con el tema de Israel, Gaza, Irán, Irak… Tiene que ponerse el disfraz de superhéroe de la sociedad occidental y proponer un nuevo estilo de vida alejado del consumismo y donde el capitalismo no vuelva a caer en los mismos errores.

Sinceramente, todo ese trabajo no se hace en 4 años, ni 8 ni en 50, pero al menos me gustaría estar equivocado y que dentro de 8 años vivamos mejor que ahora, que los conflictos armados donde USA tiene intereses de por medio vayan desapareciendo, que el terrorismo islamista pase a la historia como un mal recuerdo, que las multinacionales pierdan poder político, que la revolución de las energías renovables sea una nueva fuente de trabajo para todos…

El que sólo se haya quedado con la anécdota del origen racial de Obama debería hacérselo mirar, porque muy por encima del color de la piel del nuevo Emperador habría que valorar su capacidad de crear espectativa e ilusión en plena crisis mundial.

Un americano, mitad nigeriano, mitad hawaiano, criado como un blanco entre blancos, símbolo para múchos negros afroamericanos… Con todos estos factores casi tenemos a un político diseñado en un laboratorio. Y por si fuera poco su nombre suena a árabe (Obama = Osama)!!!

El tiempo nos dirá si estamos ante el próximo Trajano o Adriano (dos de los mejores emperadores de la historia) o un simple presidente populista (un Chavez destilado).

obama