Mientras que los españoles poníamos en duda que los americanos fuera capaces de superar los prejuicios raciales y finalmente pusieran en la Casa Blanca a un Presidente de raza negra, en España salió el debate de si seríamos capaces de votar a un polício que fuera de otra raza para ocupar el mismo puesto.

Todavía algunos no se creen que sólo 40 años después de eliminarse las últimas leyes segregacionistas en Norteamérica, un político de raza negra haya alcanzado el sillón del emperador más importante de la historia. Lo que todos tenemos claro es que a día de hoy sería imposible que se diera una situación semejante en nuestro país.

Tengo claro que falta mucho para ver un político de primera fila que sea gitano, negro o de cualquier raza, es más, que no sea “castellano antiguo” lo veo casi imposible. Pero vayamos más allá: yo te digo que a día de hoy es imposible tener como Presidente del Gobierno a un catalán!

En eso si que Cataluña puede dar ejemplo de tolerancia cosmopolita, de hecho a lo largo de su historia ha tenido presidentes de diversas procedencias, porque Montilla no es el primer andaluz que preside la Generalitat de Cataluña. Será que aquí llevan muchos años siendo una tierra de acogida de emigrantes y sus múltiples lugares de procedencia les hace pasar por alto la procedencia o la raza del político al que votan.

Pero qué pasaría en España? Serías capaz de votar a un político catalán, pasando por encima de prejuicios y tópicos fomentados en la meseta castellana más rústica?

Ya se asombraron los viejos de mi pueblo cuando Felipe González llegó a ser Presidente del Gobierno… Un abogado laboralista y encima andaluz! En cambio en la Cataluña de nuestros días el hecho de que José Montilla fuera cordobés no provocó mucho ruído, la población conoce sus orígenes emigrantes y vio normal que uno de los suyos llegara al poder.

Ahora sé sincero y contesta a esta encuesta:
[poll id=”8″]