Que el hiphop español no se hizo grande hasta que llegó a Sevilla es una verdad como un templo. Por muchos años que llevaran cantando Frank T, 7 Notas 7 Colores, Violadores del Verso… Hasta que no vieron la luz SFDK y Tote King el rap era una burda imitación de lo que llegaba desde USA.

Y que alguien que se ha criado en una familia de clase media, sin problemas económicos, con todas las oportunidades para estudiar o encontrar un trabajo decente te venga a cantar que si son marginales, que si son de barrios chungos… Casi que sonaba a cachondeo del respetable.

Por suerte hace casi 10 años que el rap se asentó en Sevilla y se empapó de un estilo propio, caracterizado por sus letras duras y directas, su lenguaje plagado de “localismos” y una actitud chulesca que no se habían visto antes.

Los veteranos de este estilo son SFDK, donde Zatu se ha convertido en un catedrático del rap sevillano, apoyado por el vicedecano Tote King que sigue como el primer día, demostrando que se pueden hacer letras para gente que ya supera los 30 años.

Será por eso por lo que la escuela sevillana del hiphop es la que más me gusta, de hecho es la única que soporto sin sentir vergüenza ajena.

Quizás sea porque me he criado allí, conozco los ambientes, sé de las miserias e hipocresías que inundan esa sociedad clasista y provinciana.

El caso es que hay una nueva generación de Mc´s sevillanos que vienen pisando fuerte y que han lanzado sus primeros trabajos en este año 2008. Algunos de ellos son más conocidos que otros, pero todos tienen un estilo muy parecido, caracterizado por la violencia verbal, el fuerte acento de Pino Montano y las bases de Zone en su mayoría.

Shotta – Sangre (2008): el hermanísimo de Tote King seguro que está hasta los huevos de que todo el mundo le conozca por ser el segundo Mc de la familia, pero está claro que tiene mucho talento aunque la temática de sus canciones todavía es muy adolescente (violencia, drogas y sexo en su mayoría).

Aquí tienes un temazo que grabaron Zatu y Shotta que suena a relevo generacional:

Jesuly – De Oro (2006): la primera vez que escuché a este Mc pensé que era Shotta en un día de resaca, porque su voces se parecían mucho y sus estilos todavía más. Aquí tienes un ejemplo sencillo de cómo es el nuevo estilo sevillano:

Dogma Crew – La Octava Plaga (2008): Otro de los grupos que se han vuelto a unir y me han convencido con su estilo que se distingue (eso es bueno) un poco del resto de la escuela sevillana.

Te dejo su single Nacen de la Bruma, que se colocó en la lista de los más vendidos a principios del 2008:

Y la lista podría continuar con El Límite – Vida en crisis (2008), por ejemplo, pero te invito a que descubras tú mismo a los herederos de la escuela sevillana y juzgues si son dignos de seguir defendiendo el estilo que más y mejor reputación le han dado al hiphop hispano.