Recientemente saltó a las páginas de los principales diarios la noticia de la detención de un conductor de autobús que fue detenido por circular sin carnet de conducir.

Detenido por conducir sin carné un autobús con 53 viajeros en Sanxenxo

El personaje además de llevar conduciendo autobuses durante 30 años sin carnet de conducir (sólo tenía la licencia de ciclomotor) no se presentó ante el juez el día del juicio. Así me gusta! Otro que se cree que está por encima de las leyes que nos gobiernan al resto de mortales.

He estado a punto de darle el premio al Gilipollas de la Semana, pero analizando a fondo la situación creo que hay algo interesante que procedo a analizar:

Hasta qué punto estaba cometiendo este hombre una imprudencia? Vale, no tenía carnet pero lleva 30 años conduciendo autobuses. Tú crees que si te sacas el carnet sabrás conducir mejor que él? Ya te digo yo que ni de coña, que la experiencia que proporciona 30 años de carretera no se aprende en ninguna autoescuela.

Quizás puedas utilizar el argumento de que no se sabía el código de circulación, bueno, en eso puedes tener razón, pero te propongo que busques un conductor con 30 años de experiencia al volante y le hagas un examen del código de circulación, a ver qué resultado obtienes. Fijo que saca los mismos fallos o más que el conductor de autobús detenido.

Viendo las estadísticas de la DGT en lo que se refiere a los conductores sin carnet hay algunas cifras interesantes:

  • 5,867 conductores sin carnet estuvieron involucrados en accidentes con víctimas mortales, un 3,4% del total de accidentes (172,000). Más de la mitad (2.610) eran conductores ilegales de turismos, 152 conducían camiones de distintos tonelajes, 18 llevaban autobuses, 308 furgonetas, 609 motocicletas y 972 ciclomotores.
  • 23.693 conductores se dieron a la fuga en accidentes mortales, de ellos más de la mitad (14.929) conducían turismos, 1.881 camiones de distinto tonelaje, 1.361 furgonetas, 1.983 ciclomotores y 1.769 motocicletas.

Está claro que los accidentes de tráfico son una sangría que no se puede permitir durante más tiempo, hay que hacer lo que sea para reducir de forma exponencial las cifras de muertos y heridos graves. Es cierto que un camionero sin carnet puede convertirse en un peligro para la sociedad y por lo tanto debería pagar con una pena de cárcel, al igual que un conductor de autobús que lleva en sus manos la vida de 55 personas debería acabar con sus huesos en la cárcel por su conducta temeraria.

Pero que nadie olvide que un conductor sin carnet puede suponer un peligro semejante al de cualquier conductor con muchos años de carnet que nunca haya recibido cursos de formación como reciclaje de lo que estudió en su día.