Fantástico este donde Sacha Feiner ha conseguido meter a los Gremlins en algunas de las películas más populares de los años 80:



Es increíble lo que se puede lograr hoy en día con un buen software de edición de video, pero no sólo sabe insertar efectos especiales, lo que más me ha gustado de Feiner es su sentido del montaje, capaz de transformar Titanic en una película gay sin añadir nada que no estuviera en la película original, tan sólo cambiando planos y escenas de lugar:

Si quieres ver más trabajos como este puedes pasarte por su canal de Youtube donde hay más de 20 adaptaciones, re-montajes, ediciones especiales…