Este verano Coca-cola se ha superado y además de la campaña “Chaval” ha lanzado esta segunda campaña que me ha parecido muy original.

Está basada en la leyenda urbana que acompaña a Coca-cola durante sus 120 años de existencia y que habla sobre lo secreta que es su fórmula (un mito, porque cualquier laboratorio químico puede descifrarla sin problemas):

Felicito a la agencia argentina Santos Buenos Aires por la idea tan original (pero me sigo quedando con la de Chaval, será porque me voy muy identificado con lo que explican).