Hasta hace unos 10 años el rey de las series de televisión (y de muchas películas) era Aaron Spelling.

De su mano llegaron auténticos éxitos que todavía seguimos viendo en reposiciones:

  • Vacaciones en el mar
  • Dinastía
  • Los ángeles de Charlie
  • Starsky y Hutch
  • Hotel
  • Sensación de Vivir

Spelling falleció hace un par de años y pensé que nunca habría un productor con tan buen olfato comercial (dejando de lado la calidad de sus producciones).

Pero parece que no vamos a tener que esperar mucho tiempo para que otro productor ocupe el trono de “El Rey de los éxitos en cine y tv”, ya que tenemos a Jerry Bruckheimer, conocido productor que nos ha regalado estas producciones:

  • Superdetective en Hollywood
  • Top Gun
  • Días de Trueno
  • Armageddon
  • Black Hawk derribado
  • Piratas el Caribe
  • Pearl Harbor
  • Bar Coyote
  • 60 segundos
  • Con Air
  • Enemigo Público nº 1

En tv también ha producido toda la saga de C.S.I. en todas sus variedades de sabores (Las Vegas, Miami y N.Y.).

Me parece espectacular que tenga tanta vista comercial (repito que no entraré en evaluar su calidad), que sepa darle al público justo lo que esperaba ver en una película y que consiga taquillazos, uno tras otro, por eso está en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo.

Y tú con quien te quedas de los dos? Con Spelling o con Bruckheimer?

[poll id=”5″]

Yo le daría un voto a cada uno porque cada uno tiene su mérito, me explico:

Aaron Spelling lograba éxitos de tv en una época donde la tv y el cine eran dos de los pocos medios de entretenimiento que había para el gran público. De hecho había muchos menos canales y las audiencias eran elevadas por falta de competencia, así que su rentabilidad estaba asegurada casi desde el inicio de la producción.

Jerry Bruckheimer en cambio está produciendo películas y series en una época donde se están vaciando las salas de cine, existe una oferta de entretenimiento inmensa que le ha comido muchas horas a la tv (videojuegos, internet…).

También es cierto que las producciones de Bruckheimer vienen acompañadas de unas campañas de promoción brutales, mostrándote el producto en latas de refresco, cajas de cereales, anuncios en prensa, internet…

En cambio Spelling no utilizaba las campañas de promoción y se valía de una fórmula secreta que supo elaborar magistralmente durante más de 30 años.

Ahora te dejo que seas tú el que elija al vencedor.