Gracias a los chicos de Bloguzz hoy haremos una revisión (review para los más chics) de un curioso regalo que quizás sea lo que estabas buscando.

Se trata del Cojín de Lectura Fácil de Leselotte, cortesía de Spitni.com, que nos ha enviado gratuitamente para que lo probáramos y diéramos nuestra opinión sobre este curioso objeto.

Cojín lectura fácil leselotte

Hemos esperado una semana para escribir el post porque lo hemos estado probando de verdad, así que esta revisión no es un mero trámite de agradecimiento a los patrocinadores, por lo que las opiniones vertidas son libres y totalmente subjetivas.

En la foto se puede apreciar perfectamente que se trata de un cojín con relleno, que lleva una tira de velcro en la parte superior, donde puedes pegar la tapa donde apoyaremos el libro. Esta tapa lleva dos bandas elásticas para sujetar las pastas del libro y un marca página que resulta muy útil.

Una vez descrito el artículo paso ha enumerar sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas:

Buenas ideas:

  • Te permite apoyar el libro, liberando tus manos, con lo que tu postura es mucho más cómoda y la espalda no sufre tanto como si sujetaras el libro con tus manos.
  • Es muy suave, tanto el relleno como la funda son de algodón y tienes muchos colores donde elegir.
  • Su tamaño reducido te permite llevarlo en el bolso de la playa, un sitio donde resulta muy cómodo de utilizar, sobre todo por las bandas elásticas que incluye la tapa y que evita que el viento te pase las páginas.
  • También puedes utilizarlo sobre tus rodillas, sobre tu pecho o tumbado en el sofá, donde te permite mantener una postura muy cómoda de lectura, cumpliendo con el nombre que recibe: cojín de lectura fácil. No necesitarás tener tu cabeza elevada para poder leer con comodidad, el cojín te permite tener el libro a la altura perfecta.
  • Puede ser un regalo original, nunca visto y que te dejará muy bien cuando se lo regales a alguien a la que le guste la lectura.

Malas ideas:

  • El tamaño es demasiado pequeño para los libros que más pesan. En la foto podéis ver un libro de pastas duras (el último de Javier Sierra), y quizás resulta un poco ridículo para un libro con cierto peso (los que más te molestan a la hora de sujetarlos).
  • Las bandas elásticas son cortas y no podrás usarlas en libros de gran formato y en los de bolsillo, con pastas blandas, tampoco sujetan con suficiente fuerza como para que te permitan sujetar el libro cuando llevas pocas páginas leídas.
  • Pesa poco, tiene sus ventajas si lo vas a llevar de aquí para allá todo el día, pero cuando pones un libro gordo (digamos el último de Ruíz-Zafón) el invento se dobla por todas partes, sobre todo como decía antes, cuando estás empezando a leer el libro y todo el peso está en el lado derecho.

En fin, creo que su principal función puede ser la de resultar un regalo original, que puede cumplir su función en muchos casos pero que no lo utilzarás durante mucho tiempo porque acabarás guardándolo en los altillos del armario (junto al Belén, el vestido de novia, el video vhs…).

Gracias de nuevo a los patrocinadores que han confiado en Soy Plastic para que probemos y realicemos esta revisión, con total independencia y subjetividad.

Si estás interesado en que realicemos la revisión de alguno de tus productos, puedes ponerte en contacto con Bloguzz y ellos se encargarán de todo.
Bloguzz

Bloguzz