Para el que no los recuerde, el grupo Olé, Olé tuvo mucho éxito en los años 80, vendiendo muchos discos en España, Italia, Francia…

Tras 3 años de éxito su vocalista Vicky Larraz abandonó el grupo para emprender su carrera en solitario. Su sustituta fue Marta Sánchez y el grupo vivió una segunda juventud, consiguiendo sus mayores éxitos:

De Vicky Larraz poco más se supo, que sacó 3 discos de poco éxito (salvo el exitoso Bravo Samurai) y probó suerte como presentadora.

En cambio Olé, Olé siguió con Marta Sánchez durante 5 años más, hasta que se volvió a repetir la historia y la cantante abandonó el grupo para emprender su carrera en solitario. El grupo ha seguido intentándolo con otras cantantes pero no volvió a los primeros puestos de listas de ventas.

A Marta Sánchez le ha ido la cosa mucho mejor que a Vicky Larraz, aunque siempre he opinado que aquel posado desnuda en Interviú fue un lastre para el resto de su carrera discográfica, porque por mucho que se lo propusiera nunca nadie se la ha tomado en serio, y mira que tiene una voz estupenda, pero para muchos es otra Sabrina o Samantha Fox…

Y como decía antes, la historia se repite con lo que está sucediendo con La Oreja de Van Gogh.

Tras 12 años de éxitos el grupo pierde a su cantante Amaia Montero que quiere emprender su carrera en solitario, pero ya han encontrado a su próxima sustituta Leire Martínez, procedente de un concurso de talento.

Viendo este reportaje de El País te haces una idea de que el ambiente entre los miembros del grupo era insoportable, con una Amaia en plan diva snob y unos músicos que no saben tocar y que se centran sólo en jugar a la PSP y fumar petas.

Y ahora se admiten apuestas, qué crees que sucederá con el grupo y su antigua vocalista:

[poll id=”3″]