Uno de los problemas más comunes aparece cuando la cantidad de aparatos que tenemos conectados a nuestro ordenador se vuelve un estorbo. El principal problema lo encontramos siempre con los cables, que acaban ocupando todo el espacio libre, desordenando nuestro espacio de trabajo.

Desde que utilizo el portátil no tengo este problema, pero tengo que reconocer que el ordenador de sobremesa si que lo tengo hecho unos zorros (menos mal que la mesa es grande y tapa los cables que hay detrás, pero eso no evita el desorden.

He encontrado estas fotos que te pueden ayudar si estás pensando en renovar la mesa de tu escritorio y así solucionar todos los problemas de un plumazo, dándole a tu despacho un poco de orden (que a tu madre le gustará un montón).

Empezamos con la tabla de la mesa, a la que le atornillaremos otra madera con orificios donde iremos acomplando todos los dispositivos que molestan:

Podemos unirlas con unos tornillos o usando una palometa como la que se observa en la imagen:

Puedes ir atando cada aparato con la ayuda de unas bridas o cuerdas resistentes (olvídate del celo, que te conozco…):

Una vez tengas todos los equipos colocados en su sitio puedes atornillar esa tabla de orificios a la tabla que forma la tapa de la mesa, quedaría algo así:

Con este sencillo brico nos quedará un escritorio superordenado, muy al estilo Mac:

No me digas que no queda bien ordenada el despacho con este sencillo truco? Vas a ser el orgullo de tu madre!

Así que ya tienes una propuesta de bricolaje para las tardes de verano, ahora que acabaron los exámenes y que ya no tienes más partidos de fútbol para ver (dale un poco de cuartelillo a tu mujer, que debe estar harta de tanto fútbol, fútbol, fútbol…).

vía