El premio de Gilipollas de la Semana se lo entrego a la productora Mediapro por hacerle el juego a los políticos excluyentes de Catalunya.

Esta semana hemos sabido que la próxima película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona, coproducida por la productora catalana Mediapro (dueña de LaSexta) será estrenada en Catalunya sólo en catalán e inglés subtitulado.

Les entrego el premio por apoyar las políticas excluyentes que proponen muchos políticos catalanes. El problema no es en absoluto grave porque aquí todos entendemos el catalán, pero el hecho de no estrenarla “también” en castellano me hace pensar que detrás de todo ésto hay algo más, algo con tintes políticos… Quizás devolviendo favores a partidos catalanes? Éste es el precio que hay que pagar para poder seguir mangoneando en la guerra del fútbol?

Como decía el problema no es grave, en realidad nadie irá al cine a verla si la puede descargar cómodamente en su casa, además de poder elegir entre castellano, catalán e inglés. El problema es que este tipo de decisiones sólo fomentan la catalanofobia, sólo sirve para dar argumentos a los energúmenos que disfrutan atacando todo lo relacionado con Cataluña!

Yo que soy catalán de adopción me toca los cojones escuchar siempre los mismos ataques hacia los catalanes, sobre todo porque nos meten a todos en el mismo saco, porque lo fácil siempre es generalizar…

El jefe de Mediapro es Jaume Roures, el que ha lanzado la noticia de que no se estrenará en castellano. No entiendo tampoco la propuesta como rentable para el negocio del cine. Si ya de por si la gente va poco al cine, resta la que no irá si no se estrena en castellano… Con lo fácil que hubiera sido que se hubiera estrenado en los 3 idiomas!

Bueno, espero que la piratería ataque fuerte a esta película sólo por su política de estrenos, yo desde luego la veré en casa… en castellano.