Se acaba el 2007 y entre todas las noticias más importantes he elegido el lanzamiento del iPhone.

Con 6 meses en el mercado y han superado los 5 millones de unidades vendidas, sirve como reclamo de cualquier concurso, evento, oferta, promoción…

Se ha convertido en un oscuro objeto de deseo y parece mentira que no es más que una pda con teléfono, algo que ya existía en el mercado. Aún así los genios de Apple han sabido vendernos el producto como sólo ellos saben hacer.

He perdido la cuenta del número de sorteos donde el primer premio era un iPhone. No sé cuantas miles de noticias sobre el iPhone han ocupado los primeros puestos en Meneame. Pero si tengo claro que ha sido un fenómeno mediático que ha superado todas nuestras expectativas.

Hasta las operadoras de telefonía móvil se están dando de tortas por lograr contratos en exclusiva con Apple. En España todavía estamos a la espera de que Movistar confirme que será quien traiga el iPhone a nuestro país.

No quiero imaginarme las colas que se formarán por conseguir un teléfono como éste. Y tú que estarías dispuesto a hacer por conseguir uno iPhone??

Bailar en calzoncillos delante de la tienda Apple más cercana?? Y si los calzoncillos son de leopardo?

[googlevideo]http://video.google.com/videoplay?docid=-4941090142848391099&hl=en[/googlevideo]

[googlevideo]http://video.google.com/videoplay?docid=-4200574953888050293&hl=en[/googlevideo]

El iPhone superó en expectativas a la PSP, que también fue un boom comercial pero que pronto encontró un rival a su altura con la Nintendo DS.

Será el 2008 el año en el que conoceremos el iPhone Killer??

Después de hablar con un amigo de lo maravilloso que era su iPhone, de lo cómodo que era usar Twitter desde el sofá, con sus 8Gb llenos de su mejor música… Recordé que mi PDA además de tener GPS también tenía WiFi (Mio P550).

Ahora soy yo el que está en el sofá escribiendo en Twitter desde la PDA, mientras escucho la mejor música en su tarjeta de 4Gb y además la llevo en el coche porque tiene instalado el TomTom.

Quien quiera un iPhone que se lo pida a los Reyes Magos, conmigo que no cuenten.