No sé cuantas películas hemos visto con el mismo argumento: unos ladrones entran a robar un banco y en seguida llegan los S.W.A.T. para rescatar a los rehenes.

En este video grabado por un turista vemos un ejemplo práctico de cómo hacer el ridículo en una situación real de atraco a una sucursal bancaria:

Increíble, verdad? Parece que los ladrones tuvieron la suerte de cara y cuando iban a salir huyendo los policías ni se percataron de que eran ellos los que estaban en la puerta del banco aparcados.

Qué pena de no poder oír lo que debieron de decir los policías al salir a la calle de nuevo y comprender que habían dejado huir a los ladrones tan tontamente.

Me recuerda mucho a un video que publiqué hace tiempo, donde las tropas británicas daban un espectáculo penoso al desembarcar en una playa, haciendo maniobras con la OTAN, donde demostraron su patetismo y falta de inteligencia: