No sé si alguna vez te habías imaginado cómo sería la casa de una pornstar tan famosa como Jenna Jameson, yo desde luego que me la imaginaba muy hortera, con perritos de porcelana, muchas plumas, el dormitorio con el techo de espejo y cama giratoria…

La galería de fotos es de lo más completita, puedes ver su cuarto de baño, su pequeña chimenea, incluso su armario.

A mi las que más me han gustado han sido las de su Lamborghini Gallardo, la decoración de su casa y sus perritos (tiene tres).

Por las fotos parece que Jenna se ha recuperado de esa especie de anorexia nerviosa que le hizo pasar de ser un bombón de mujer a una especie de escobilla del váter.

Viendo estas fotos se puede recurrir a lo de que “sobre gustos no hay nada escrito”, pero lo que tengo bien claro es que los americanos con dinero tienen un gusto pésimo. Si tuviera los ingresos que tienen esta gente tengo claro que sobre todo contrataría a especialistas en decoración, que consigan crear un ambiente cálido y hogareño, no esta especie de hotel gótico-perruno donde vive esta mujer…