He leído una noticia que me parece muy interesante:

Escolares franceses reemplazan mochilas por llaves USB con software libre

Las autoridades educativas de la región de Île-de-France han distribuido 213.000 llaves USB entre estudiantes y maestros.

Me parece muy interesante esta iniciativa que podría llevarse mucho más lejos. Te imaginas que los niños pudieran llevar todos sus libros y deberes en su llave usb, olvidándose de esas pesadas mochilas llenas de libros desfasados?

Es una idea estupenda, repartir estos usb con los programas libres más habituales para los estudiantes: OpenOffice, Firefox, Gimp, Filezilla… Todas son herramientas de software libre con lo que las actualizaciones gratuitas están aseguradas.

Si a esto le sumas herramientas como la Wikipedia, un portal para cada nivel educativo, donde los alumnos puedan acceder para descargarse los apuntes, presentaciones en powerpoint que habían visto con el profesor en clase, compartir apuntes entre ellos formando una comunidad educativa muy activa

El problema lo tendríamos con los intereses económicos de las grandes editoriales, que verían descender el volumen de ventas a unos mínimos históricos.

Si cada centro compra libros para cada alumno, los alumnos se comprometen a cuidar el material y en caso contrario a sustituirlo por uno nuevo, si en el aula el profesor usa presentaciones digitales que cómodamente podrá enviar a sus alumnos por internet, si los alumnos no tienen que llevar libros ni libretas al colegio (quizás alguna libreta para tomar notas) y que en cada aula hubiera ordenadores para cada alumno o que los alumnos que quieran puedan llevarse su portátil al colegio

No sé si este tipo de iniciativas se está llevando a cabo en colegios e institutos pero en la universidad si es habitual que puedas acceder a los apuntes del profesor y llevártelos a casa en tu propia USB, sin gastar tiempo y dinero haciendo fotocopias.

Estamos terminando el 2007 y creo que no habrá que esperar mucho más para encontrar todo esto en los colegios de nuestros hijos. Como siempre sucederá, en los públicos nunca veremos tanta tecnología y habrá que buscar plaza en los privados, ya no sólo valorando su calidad formativa, ahora también habrá que comprobar la cantidad de tecnología que utilizan en la formación del alumnado.